SOLIDARIDAD, NIÑOS Y EL VERANO

En Bazar el Regalo iniciamos el cambio de temporada.

Con la llegada de la primavera, todo a nuestro alrededor empieza a coger otra dimensión. Nuevos productos, nuevas tendencias, nuevos momentos, adiós calefacción, bienvenidos aires y ventiladores…

El mundo se mueve de una temporada a otra, no para, todo sigue y llegados a este punto ya empezamos a pensar en la vuelta al cole…

Así es como el primer mundo, al cual se supone pertenezco, va viviendo, casi sin tiempo, casi sin pensar, casi más puestos en el mañana que en el hoy. Velocidades de vértigo que nos conducen de  temporada en temporada y de repente estamos comiendo uvas.

¡Párate!. Pensemos juntos.

En esta gran maquina llamada mundo no todos vivimos igual. Mientas los “afortunados del primer mundo” corremos, otros no tan “afortunados” gritan en silencio un poco de atención.

Generalizar por supuesto nunca es bueno, así que por favor, tomad nuestras palabras con mesura, sin gran parte de personas involucradas del primer mundo no existiría este apartado en el blog .

Hoy queremos hablaros de una labor impresionante, de su impacto. Queremos ser capaces de sentarnos un segundo y pensar que no podemos cambiar la vida de todo el mundo.. pero si podemos a cambiar la vida de alguien.

Por ese alguien, merece la pena que sigamos escribiendo.

Son muchas las organizaciones sin animo de lucro, no gubernamentales que se dedican a ayudar a niños de muchas regiones a cambiar durante un periodo de tiempo su vida.

Este verano, o en otro momento, quizás podemos pensar en participar y acoger a un niño.

La procedencia 

Niños de zonas en conflicto bélico, zonas devastadas, conflictos políticos, orfanatos. Niños con necesidad de atención médica especializada. Niños con ganas de vivir, jugar, saltar… Niños que simplemente quieren ser, aunque sea por un espacio breve de tiempo, niños!

Dependiendo de las ONGs las edades rondan entre 6 y 14 años, lejos de pensar que puedan ser niños problemáticos, muchos de ellos han vivido situaciones realmente duras, pero no por ellos su comportamientos se alejan de los de cualquier niño de su edad.

¿Problemas?, No.. soluciones

Muchos de estos niños pueden tener problemas de salud por carencias alimentarias o de atención médica, os sorprendería saber el gran avance en estos problemas que consiguen cuando son acogidos.

Muchos países de origen no permiten salir, lamentablemente, en acogida,  a niños con problemas graves de salud.

Las carencias emocionales, durante un tiempo cubierto por familias de acogida no generan un problema, al contrario. No pensemos que es cruel darle solo por un espacio de tiempo amor, cariño y protección a un niño. Ellos guardarán siempre el recuerdo de haber sido atendido, amados y haber pertenecido a un entorno en paz.

Hazlo

Plantearse tener a un niño en acogida plantea muchas dudas. No solo a nivel económico, que es lo menos importante sino a nivel emocional. Por una parte pensar que vamos a generar expectativas en los niños y por otra que nos quedaremos “echos polvos” cuando se vayan.

Si en alguna ocasión has pensado en acoger, te invitamos a que te pongas en contacto con las diferentes organizaciones que hay para que te puedan ayudar y asesorar con respecto a las acogidas.

Estamos seguros que acoger aporta algo más que una sonrisa. Estamos seguros que puedes ser participe de aportar esperanza a un niño.

Gracias de nuevo por tu solidaridad

 

 

 

Contáctenos

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar Captcha.