MOMENTOS EN CASA ¡VUELVE EL INVIERNO!

Con la llegada del frío cobra especial importancia conseguir el máximo confort en nuestro hogar, y para ello la calidez es fundamental. Llega el momento de revisar radiadores, caldera, ventanas, persianas, textiles… Son muchos los factores a tener en cuenta para preparar la casa de cara al invierno, incluso la elección de los colores en la decoración tienen su influencia.

Sin lugar a dudas, los electrodomésticos como calefactores y radiadores, son la forma más rápida de conseguir calor al instante. Pero en este artículo vamos a repasar también otros detalles que contribuyen a preparar nuestro hogar para la llegada del invierno.

radiador

Ventanas, persianas y puertas

Se ha comprobado que cuando el aislamiento proporcionado por puertas y ventanas es insuficiente, ello supone una pérdida para el hogar entre de entre un 25 y un 30% de calefacción. Por lo tanto, por muy potentes que sean nuestros calefactores, si la carpintería de las ventanas es deficiente, o hay grietas a su alrededor, perderemos calor y tendremos mayor gasto energético.

Para ello, es conveniente tapar las posibles grietas de alrededor de las ventanas con masilla resistente al agua. También son recomendables los cristales con aislamiento térmico, perfectos para conservar el calor interior en invierno, y para proteger la casa de la temperatura exterior durante todo el año.

Las persianas son igualmente muy importantes, y bajándose todas las noches se aísla el frío exterior, evitando que se filtre a través de los cristales. Por lo tanto, conviene que todas funcionen bien y puedan cerrarse totalmente, ya que ayudan a ahorrar en calefacción.

En el caso de tener toldo en la terraza, bajarlo por la noche también contribuye a aislar el frío, del mismo modo que el verano protege del calor. Otro truco es la instalación de doble cortina en las ventanas, muy útil para evitar la pérdida de calor e impedir la entrada del frío. Pueden ser cortinas de caída doble, o bien un estor y una cortina de caída. Resultan muy decorativas y colocación no requiere obras: si las corremos por la noche ayudarán a ahorrar energía y a mantener el calor.

calefactor

Mobiliario, calefactores y algunos trucos

Por lo que al mobiliario se refiere, es conveniente que nada se interponga entre los muebles y la fuente de calor que queremos caliente la estancia. Siempre es preferible que el calefactor o radiador tenga un espacio lo suficientemente despejado a su alrededor para que el calor pueda expandirse de forma homogénea. De igual modo, observaremos que ningún mueble impida que se puedan correr las cortinas, ya que como hemos dicho, ayuda a mantener la habitación caldeada.

Si tienes un ventilador de techo, hay un truco que te permitirá aprovechar más el calor: como el aire caliente tiene tendencia a subir, si el ventilador está en marcha lo enviará de nuevo hacia abajo, quedando mejor distribuido por la casa. Eso sí, será indispensable que te asegures de que las aspas del ventilador giren en el sentido de las agujas del reloj.

ventilador de techo

Un mueble que cobra especial protagonismo en invierno es el sofá: ya que pasaremos más tiempo en él, haremos todo lo posible para que resulte más confortable que nunca. Para ello, podemos colocar plaids, las clásicas mantas de viaje o sofá, en los brazos del mismo. Así nos podremos tapar cuando lo necesitemos.

Conviene que cerca del sofá haya un enchufe para conectar una manta eléctrica: con ella conseguiremos un extra de calor y confort sin precedentes.

También llegó el momento de revisar las fundas de los cojines: en invierno es preferible que sean de tejido tipo terciopelo, furry o chenilla. Colocar una alfombra de lana en la zona del sofá también aportará un extra de calidez y confortabilidad.

manta eléctrica

Otros trucos que te permitirán ahorrar energía este invierno y que tu casa mantenga el calor, son los siguientes:

– Procura que el sol entre en casa el máximo número de horas al día. Y en cuanto se ponga, baja los toldos, las persianas y corre las cortinas.

– Intenta mantener una temperatura constante en calefacción, radiadores y calefactores en general, ya que las subidas repentinas se notarán en la factura.

– La puerta de la cocina es preferible que permanezca cerrada, sobre todo de noche, ya que por las rendijas de seguridad que tiene esta estancia se fuga el calor y penetra el frío.

– Para caldear estancias individuales, no es necesario que actives la calefacción de toda la casa: con un calefactor eléctrico, un termoventilador o un calefactor cerámico obtendrás calor de forma rápida allí donde lo necesites. ¡Y feliz invierno!

calefactor cerámico

Contáctenos

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar Captcha.